Clavijo despliega la estrategia final

El presidente del Gobierno Fernando Clavijo, de ATI-CC, ha desplegado la estrategia final para «sustituir al PSOE por el PP» en el Ejecutivo. Con este fin ha lanzado un «ataque preventivo para acallar también las voces disidentes en CC favorables a mantener» el pacto de gobernabilidad con los socialistas.

Desde la «imposición» del Proyecto de Ley del Suelo de Canarias, las «deslealtades y tradiciones» de Clavijo con el PSOE han sido desplegadas en base a una estrategia creciente de provocaciones: la moción de censura en Granadilla, el nuevo ataque del presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, contra Ornella Chacón; el desembarco del PP en la Radiotelevisión Canaria, la proposición de ley sobre los barrancos de Güímar de Carlos Alonso y el despliegue de una «falsa y especulativa teoría conspiratoria» del PSOE para echar a Clavijo del Ejecutivo, que se complementa, en paralelo, con el voto favorable de la congresista Ana Oramas a la investidura de Mariano Rajoy.

El PP es el «socio añorado» por Fernando Clavijo y ha puesto en marcha todas esas bazas para generar las condiciones que justificarían que el PSOE abandone el Gobierno o para que CC cese a los cuatro consejeros socialistas (Patricia Hernández, Jesús Morera, Ornella Chacón y Aarón Afonso).

Si tras todas estas acciones el PSOE se mantiene, lo hará «sometiéndose de una manera definitiva” al poder más rancio del nacionalismo de derechas que representa ATI. El sistema electoral vigente, profundamente antidemocrático, le permite que, a pesar de ser la tercera fuerza política en votos, «juegue indistintamente con la disponibilidad y la subordinación» del PP y el PSOE en función de sus intereses partidistas.