img_31085

Debate en el Parlamento sobre la pobreza en Canarias

A falta de cuatro días del pleno monográfico sobre el porcentaje (44,6%) de canarios en riesgo de pobreza y exclusión, en el Parlamento regional ha comparecido el comisionado de Inclusión Social y Lucha contra la pobreza del Gobierno canario, Santiago Rodríguez.

El alto cargo admitió que se trata de “uno de los problemas más sangrantes y lacerantes de nuestra sociedad” y admitió la veracidad de los datos, que calificó de “francamente malos”, del informe elaborado por la Red Europea EAPN, conocido la pasada semana.

Según el estudio de ONG europeas, Canarias ocupa el último lugar entre las regiones españolas en la tasa Arope, que mide el riesgo de pobreza y exclusión social, con 16,7 puntos más que la media nacional, y es la sexta región de Europa con peor dato (pues casi dobla el promedio de la Unión Europea).

Con estos datos en la mesa Santiago Rodriguez, el Comisionado de CC, se escudó en que “la pobreza es un problema de ámbito planetario, la sufren todos los países y nadie la puede resolver solo”, y trató , por tanto, de que la oposición no responsabilizara a CC de que Canarias sea el farolillo rojo de España y de Europa. Es más, Rodríguez llegó a pedir que no se utilice este “lacerante problema como arma arrojadiza” política, e instó a que “ese tiempo se tiene que acabar”, porque “los pobres no nos lo perdonarían”.

El diputado de Nueva Canarias (NC) Luis Campos opinó que el Gobierno estatal del PP “tiene una responsabilidad directísima”, pero también el de CC, “pues algo tendrá que ver en la estructura de la economía canaria después de más de 20 años gobernando”.

Coincidió en que modificar el sistema productivo “es parte de la solución, pero el Gobierno de Clavijo no es coherente con eso en sus políticas”, por la “ridícula” cantidad invertida en I+D+i, su “regresiva política fiscal” y la mala gestión de la Ley de Dependencia. “La responsabilidad es de todos, pero de unos más que de otros”, espetó Campos, quien además tachó de “fracaso” la “nula” política de vivienda desde 2012 y la falta de acciones contra la pobreza infantil, además del retraso medio de 506 días en tramitar y cobrar las prestaciones de la Ley de Dependencia.

Intervención completa de Luis Campos (AQUí)