Generosidad para lograr un acuerdo en la reforma electoral 

NC pide a CC y la ASG la misma generosidad que ha permitido un primer acuerdo en la reforma electoral

El ponente de Nueva Canarias (NC) en la reforma electoral, Luis Campos, emplazó a CC y la ASG al mismo espíritu de consenso y generosidad que ha posibilitado que, a pesar de la diversidad ideológica del PSOE, PP, Podemos y los nacionalistas de izquierdas, los cuatro grupos hayan llegado a un principio de acuerdo.

Campos valoró la decisión de los impulsores de esta propuesta común de renunciar a imponer las mayorías para que el cambio sea de todo el Parlamento, de los seis grupos, que plasmarán esta oportunidad de llegar por unanimidad a una proposición de ley sancionada en Canarias, para que entre en vigor en 2019.

Luis Campos confirmó que el PSOE, PP, Podemos y NC han trasladado a CC y la ASG la posición común de los cuatro grupos impulsores de la reforma, articulada en torno a cinco criterios fundamentales.

El primero es la necesidad de no imponer la mayoría que tenemos. Los cuatro grupos sumamos 39 escaños frente a los 21 de Coalición y la Agrupación Socialista Gomera. Pero queremos llegar a un consenso entre los seis partidos con representación en la Cámara.

En segundo lugar considerar una propuesta que no resta escaño alguno a ninguna de las islas, como exigieron en la comisión de estudio CC y la ASG.

En tercer lugar corregir la realidad demográfica de Fuerteventura y su desequilibrio con respecto a La Palma mediante la asignación de un diputado más a la isla majorera.

En cuarto lugar mejorar la proporcionalidad mediante el incremento de nueve escaños, como permite el Estatuto en vigor, que se distribuirán a través de un colegio de restos.

Y el quinto elemento, según el ponente de NC, es la rebaja de la barrera insular al 15% y la reducción del tope regional en una horquilla de entre el 3% y el 5%, sin descartar la opción intermedia del 4%. Con estos nuevos topes de acceso se distribuirían 61 escaños.

Campos explicó que existe un compromiso de los cuatro grupos para que el “fleco” de la rebaja de la barrera regional no suponga un obstáculo para el acuerdo final y también para que los costes derivados de los nuevos escaños salgan de la consignación presupuestaria de la Cámara. Aseguró que, para llegar a esta posición común, el trabajo ha sido muy difícil, complicado, dialogado y con un alto grado de responsabilidad. Este principio de acuerdo no es la propuesta original de ninguno (PSOE, PP, Podemos y NC) y  ese es el gran valor del mismo, es decir, que para que sea de todos, no es de nadie.

Para los nacionalistas de izquierdas, es una reforma pequeña pero supone un gran paso hacia adelante para ganar en democracia en Canarias después de 35 años.

Nueva Canarias emplazó a CC y la ASG al mismo espíritu de consenso y generosidad, con el que han trabajado los cuatro impulsores de este principio de acuerdo, para moverse a una posición que no sea la suya pero que tampoco es la de cada uno de nosotros.

De esta manera, podemos lograr cumplir con otra premisa exigida por CC, que la reforma se apruebe aquí, en el Parlamento de Canarias, entre todos, y sin perjuicio de las posiciones que defienda cada uno en la reforma del Estatuto, en trámite en el Congreso de los Diputados.

La ponencia se ha citado para una nueva reunión el próximo 09 de febrero con el fin de acercar la posición final, que se plasmará en un informe que debe servir para elaborar, a continuación, la proposición de ley, que dará lugar a la primera ley electoral canaria, para su entrada en vigor en 2019.