La vivienda es un “derecho inalcanzable” en Canarias para la mayoría social

Hay que dar un giro urgente y riguroso ante la falta de una política pública, la incidencia del alquiler vacacional y la carestía del mercado privado.

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, dijo hoy que la vivienda en las islas es un “derecho constitucional inalcanzable para la mayoría” de los ciudadanos. El responsable de los nacionalistas progresistas apeló a la necesidad “urgente y rigurosa de dar un giro” a la situación provocada por la ausencia de una política pública del Gobierno de CC, por el nuevo incremento de los precios del mercado privado y por la incidencia del alquiler vacacional en toda la comunidad, aunque con mayor intensidad en los principales núcleos turísticos de las islas.

Román Rodríguez indicó que, como en otras áreas en que el fracaso de la gestión del Ejecutivo presidido por Fernando Clavijo es “más que notorio, urge un giro tan urgente como riguroso” en las políticas en materia de vivienda.

 “No se trata de un problema menor ni de un asunto aplazable en el tiempo sino de un derecho inalcanzable para la mayoría social” reconocido por la Constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, denunció. Es una “prioridad que afecta gravemente” a la calidad de vida de muchas familias canarias, en opinión de NC.

La “dura y vergonzante” realidad, censuró, se mide por las más de 15.000 familias canarias que perdieron su vivienda entre 2008 y 2016 por los lanzamientos hipotecarios e impagos de los alquileres, los 35.000 demandantes de vivienda pública “sin respuesta” del Ejecutivo de CC y las 135.000 viviendas vacías, “de las que existen constancia”,

Después de observar que las competencias en esta materia son “exclusivas” del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez denunció la incapacidad del gabinete de Clavijo para aprobar y poner en marcha un plan canario de vivienda y también el fondo canario de vivienda, “esencial” para disponer de créditos suficientes para que se pueda dar cobertura a los contenidos y los objetivos del plan. El balance es que el Ejecutivo de Clavijo “ha fracasado estrepitosamente porque ni ha frenado los desahucios ni ha desarrollado una política pública que responda a la mayoría social que lo necesita”, según el presidente de NC.

Esta lamentable situación se agrava, continuó, con la aparición de dos nuevos sucesos. Con la recuperación económica, el dirigente nacionalista observó que los precios del mercado privado experimentan de nuevo una subida constante, lo que hace pensar “si comienza a repetirse la historia” de una burbuja inmobiliaria.

El segundo proceso preocupante es la creciente evolución de los alquileres vacacionales en toda la comunidad aunque con mayor incidencia en los principales núcleos turísticos de las islas. Una actividad que ha provocado que los trabajadores tengan “serias dificultades” para acceder a una vivienda por la creciente subida de los arrendamientos, “desorbitados, en muchas ocasiones”, denunció el presidente de NC.