Insostenible situación de los vecinos de Pozo Izquierdo

La tierra que levantan las obras que se realizan en un terreno próximo a los dúplex están creando problemas de salud especialmente a niños, mayores y alérgicos
La organización nacionalista cree que el Ayuntamiento debería parar la obra hasta que no se garanticen medidas que frenen la polvareda

Nueva Canarias Santa Lucía exige al alcalde del municipio que actúe con contundencia y de forma definitiva ante la grave situación que están viviendo los vecinos y vecinas de Pozo Izquierdo debido a unas obras que se están llevando a cabo en un terreno  próximo a la zona de los dúplex.
Ya hace más de un mes que se iniciaron los trabajos con los que se están  levantando nuevos  invernaderos. Esta obra ha coincidido con los meses más ventosos en la zona, provocando una gran polvareda que termina en los portales, en el interior de las viviendas  y en los pulmones de quienes viven a menos de un kilómetro. En consecuencia, muchas personas, especialmente niños, mayores y alérgicos, están sufriendo serios problemas de salud.
Nueva Canarias respalda las denuncias que han realizado los vecinos y vecinas de Pozo Izquierdo a través de las redes sociales y del propio Ayuntamiento. Y lamenta que el nuevo grupo de gobierno no sepa estar a la altura dando una respuesta  adecuada y contundente.  Por el contrario, afirma que la medida anunciada por el concejal de Obras Públicas, Rubén Bordón, de enviar dos cubas de agua en vez de una, para mojar el terreno y que no se levante la tierra, es un insulto a la inteligencia de los ciudadano, además expresa claramente  que  ha priorizado  el gasto de la obra por encima de la salud de las personas.

Parar las obras
En opinión de la formación nacionalista, el gobierno actual debería exigir a la empresa que implemente las medidas necesarias para garantizar que el infierno que están viviendo los vecinos y vecinas de Pozo Izquierdo se termine de una vez por todas y si la empresa no pone remedio, que considere dar la orden de paralizar las obras.
“Estamos ante varios  problemas de salud pública y no se actúa con contundencia, hay que  parar la obra  y exigir un cierre de la zona con un malla protectora”, afirma Dunia González, portavoz de Nueva Canarias en el Ayuntamiento.

Defensa del interés general

La gestión  diaria tiene que estar marcada por los intereses de la ciudadanía, sobre todo por la defensa de su salud. En este caso Dunia González apunta también a la falta de reflejos del nuevo equipo de gobierno ante la situación que se está viviendo  en Casa Pastores y Sardina por los humos llegados desde varios incendios en los invernaderos en zonas colindantes a los Llanos desde hace ya unas semanas.

Nueva Canarias considera inaceptable la pasividad que el alcalde y sus concejales han demostrado ante estas situaciones que afectan a la salud y la seguridad de la ciudadanía y espera que pronto adquieran la misma habilidad en responder a los problemas de los vecinos y vecinas que la que tienen para salir en las fotos y dar permisos para realizar eventos fuera de regulación.