NC reclama un trato diferenciado en la regla de gasto para Canarias

El presidente de Nueva Canarias (NC), Román Rodríguez, ha reclamado hoy un trato diferenciado para Canarias en la regla de gasto para el próximo año para poder emplear el superávit disponible en la comunidad. Rodríguez afirmó que los nuevos objetivos de estabilidad para el periodo de 2019 a 2021 del Gobierno del PSOE, que son el paso previo para la aprobación del techo de gasto que sirve de base para elaborar los presupuestos de 2019, son mejores que los de 2018. La ejecutiva nacional decidirá el voto del diputado en el Congreso Pedro Quevedo en el pleno del próximo martes así como el que emitirá, con posterioridad, la senadora María José López.

Román Rodríguez manifestó que la dirección nacional de NC, que se reunirá mañana sábado en Tenerife, analizará el nuevo “acuerdo” estabilidad que tiene que ser refrendado por las Cortes Generales y que incluye los objetivos de déficit, la deuda y la regla de gasto para las distintas administraciones.

El dirigente nacionalista dijo que los nuevos objetivos de estabilidad para el periodo de 2019 a 2021, negociados por el Ejecutivo de Pedro Sánchez con la Unión Europea (UE), son mejores que los de 2018.

El déficit autorizado, agregó el responsable nacionalista, se elevará en cinco décimas, de las que dos son para las comunidades autónomas, otras tantas para la Seguridad Social y una para la Administración General del Estado.

Tras recalcar que Canarias se beneficia de la parte correspondiente a la Seguridad Social y la Administración estatal, el presidente de NC aseguró que también tiene un inconveniente. “No nos aprovechamos” del mayor déficit permitido a las comunidades al tener “más ingresos que gastos, es decir, por tener superávit, como ha ocurrido” en los últimos años.

Para equilibrar esta situación, Nueva Canarias exigió al Ejecutivo socialista un trato “diferenciado” en la regla de gasto para que las comunidades autónomas y las corporaciones locales puedan gastar el superávit el próximo año.

En 2018, recordó, se produjo un “avance moderado” en este sentido al permitir, a través de la ley de los presupuestos estatales, que el superávit se destinara a inversiones financieramente sostenibles. “Ahora hay que buscar un mecanismo” para que, en 2019, “podamos usar esos excedentes en inversiones sostenibles y en otro tipo de gastos”, según el presidente de NC.