Proteger nuestra población infantil

Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía

Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía

Resolución presentada por Dunia González y aprobada por unanimidad en el pleno del IV Congreso de NC

“Pobreza infantil : Niños y niñas que viven en hogares con ingresos inferiores al umbral de la pobreza, o lo que es lo mismo, niños y niñas que solo tienen una comida al día si tienen la suerte de asistir al comedor escolar, que no disponen de  material escolar  ni pueden participar en actividades de apoyo, que viven cada vez más hacinados sin agua, sin energía eléctrica y sin esperanza de futuro.”

La  pobreza  infantil no  solo dificulta el desarrollo ya sea  físico, mental, emocional, cultural, familiar o espiritual del presente, generando carencias, daños en la salud, ansiedad  y  sufrimiento, sino que impacta en el futuro tanto individual como colectivo de nuestra sociedad canaria, ya que frena o impide el movimiento social, las posibilidades de superación, frena el crecimiento económico y   garantiza el deterioro de los servicios públicos de futuro.

Según la Constitución española en su Artículo 39.1 “los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia”. Y en el apartado 4 especifica “los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales  que velan por sus derechos”. Sin embargo en España   la crisis se ha utilizado como la excusa para profundizar en medidas neoliberales que están desmantelando el estado de bienestar.

Un sistema que lejos de garantizar el empleo  ha diseñado una reforma laboral en la que hasta quienes trabajan están empobrecidos. Un empleo que no garantiza cubrir lo básico y genera  empobrecimiento  familiar donde los más pequeños pasan a ser jóvenes que ni estudian ni trabajan, agrandando las cifras del abandono y fracaso escolar.

Y un desmantelamiento del sistema público social, sanitario y educativo  que ya no  cubre sus necesidades ni de la familia ni de los menores.

La Comunidad Autónoma de Canarias no se ha quedado al margen, al contrario  somos:

  • Líderes en desempleo ( 102.000 hogares con todos sus miembros en paro), el 32% de nuestra población canaria
  • Líderes en pobreza, alcanzamos ya a 1/3 de nuestra población canaria, tanto de familias con o sin empleo.
  • Líderes en pobreza infantil, 31% de los niños y niñas en edad infantil están en riesgo de pobreza
  • A la cola de la equidad educativa.

Porque  el Gobierno de Canarias además de los recortes y reformas  establecidas por el Gobierno Estatal :

  • Eliminó las inversiones en las escuelas infantiles de 0 a 3 años el año 2011, precisamente cuando los gobiernos inteligentes empezaron a invertir en el sistema público educativo, lo que ha hecho bajar la tasa de escolaridad.
  • No ha garantizado una ayuda a las familias con menores como en otras comunidades autónomas.
  • Desmanteló el sistema de apoyo a la educación, en especial de niños y niñas con necesidades especiales, pasamos de una inversión de 5500 euros año niño en el 2009 a 4500 euros en el 2013
  • Ha debilitado el sistema de protección a la infancia, pasando de un 52% de acogimientos temporales a niños y niñas en el 2006 a un 18% en el 2014, por un ralentizando  las acogidas.

Nuestra población infantil, la canaria,  bate records en  el abandono escolar temprano por no poder cubrir sus necesidades básicas como la alimentación, el material escolar, las actividades de apoyo o la propia ropa para asistir al centro.

Tenemos cada vez  una sociedad más desigual entre nuestra propia sociedad, que se extrema  y se regodea con nuestra infancia, desmotivándola , amedrentándola y  privándola de aquello que la caracteriza: su alegría de vivir, sus ganas de probar, de experimentar y de ser feliz.  Como diría Tonucci “hemos descuidado el espacio público, aquel que para muchos niños, es el único”.

La  Comunidad Autónoma de  Canarias  revela el mejor balance empresarial en el sector turístico en los últimos 5 años, y  hace apenas unos días se situaba  como la comunidad  líder en turismo  a nivel nacional, con lo que la única  explicación  del  desmantelamiento de los servicios básicos  y la desatención  a su población  infantil en el mismo periodo, es la mala gestión del Gobierno de Canarias  y su priorización de intereses económicos de la grandes empresas frente a las personas y los servicios a la infancia.

Nueva Canarias ha exigido durante estos años medidas para mejorar esta situación  (mejorar la economía, generar empleo, proteger a la familia,….)  Pero además en nuestro IV Congreso, y ante la grave situación actual  proponemos  medidas a corto plazo que reduzcan la pobreza infantil y palien la situación en la que se encuentran miles de familias,   y también medidas a largo plazo para eliminar la  desigualdad y la pobreza.

Medidas inmediatas:

  1. Dar prioridad al bienestar infantil, garantizando estándares sociales mínimos
  2. Instalar comedores escolares en todos los centros de canarias, garantizando al menos dos comidas, desayuno y almuerzo a los niños y niñas que no tienen recursos económicos suficientes.
  3. Material escolar gratuito
  4. Acelerar el acogimiento familiar temporal para aquellos niños y niñas que lo necesiten
  5. Poner en marcha durante el curso escolar actividades de apoyo a las necesidades especiales ( comprensión lectora, idiomática,…

Medidas a medio y largo plazo:

  1. Mejora de la calidad del empleo en Canarias, que den respuesta a las necesidades básicas.
  2. Diversificación económica.
  3. Mayor inversión  en la red pública social, educativa y sanitaria.
  4. Ayuda universal  a familias  con hijos menores de 18 años  a cargo.
  5. Reducción del gasto en alimentación.
  6. Reducción del gasto energético.
  7. Apoyo escolar con becas y la gratuidad real del sistema.
  8. Colaborar en el fortalecimiento de las instituciones y los programas públicos, solicitando la eliminación del techo de gastos y permitiendo las inversiones del superávit en programas sociales y educativos de apoyo a la red familiar.