img_7412

Santa Lucía en los Presupuestos Generales del Estado

Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía

Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía

La mayoría de los analistas políticos coinciden en que la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, aprobados la semana pasada por el Congreso de los Diputados, no ha sido fácil. El Partido Popular no tiene mayoría absoluta ni un pacto de legislatura que le aporte estabilidad. El PSOE vuelve a tener como secretario general a Pedro Sánchez, tras ser elegido por la militancia en unas primarias en las que se comprometió a distanciarse del PP. En esta situación política a Mariano Rajoy le costó más sacar adelante los presupuestos que ser investido como presidente.

Todos los votos eran imprescindibles y las cuentas públicas del Estado salieron adelante con los 176 mínimos que conforman la mayoría absoluta. El diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo se convirtió en el voto número 176, imprescindible para aprobar los presupuestos. En esas circunstancias se dio la paradoja de que el voto de Nueva Canarias, una fuerza política que solo tiene un diputado, fue más importante que el voto de un grupo político de 5 o 10 diputados en legislaturas anteriores. Nueva Canarias sabía la fuerza que tenía y por eso planteó unas negociaciones con las máximas exigencias. También dentro de mi fuerza política en Santa Lucía vimos la oportunidad que se presentaba. Y desde Santa Lucía reivindicamos ante la dirección nacional de Nueva Canarias la importancia de nuestro municipio (la tercera ciudad en población de Gran Canaria), y el peso político de nuestra organización. Como alcaldesa trasladé a la dirección del partido una serie de necesidades en infraestructuras de nuestra ciudad que podrían tener el apoyo del Estado.

Tanto la ejecutiva de Nueva Canarias como el diputado Pedro Quevedo fueron sensibles a nuestras demandas, y estudiaron nuestras peticiones teniendo en cuenta una serie de factores como las competencias del Estado y los plazos que teníamos para la licitación y ejecución de las obras (unos presupuestos aprobados casi en junio, con solo siete meses para ejecutarse). Tras analizar esa situación decidimos pedir el apoyo para la red de saneamiento de Santa Lucía, y al final hemos logrado que se incluyan 2,5 millones de euros destinados a esa obra en nuestro municipio. Esto va a significar renovar una infraestructura de los años ochenta, que ya presenta una serie de deficiencias que nos causa problemas de pérdidas y por tanto perjuicios económicos continuos .

Las más de 30 enmiendas propuestas por Nueva Canarias también traerán beneficios para Santa Lucía: el apoyo con 21 millones de euros de un Plan Estratégico del Tomate, los descuentos en los billetes aéreos y marítimos, las subvenciones al transporte de mercancía, los 42 millones del Plan Integral de Empleo para Canarias, el apoyo al Posei agrícola, a proyectos de investigación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, o el presupuesto destinado a Canarias para combatir la violencia de género..

Pero no solo son importantes los números (se habla de más de 700 millones de euros para Canarias), y haber logrado separar la financiación autonómica de los fondos del REF.

Yo también destacaría el calado político del acuerdo firmado entre Nueva Canarias y el PP el día de Canarias. El apoyo a la Reforma del Estatuto de Autonomía y el cambio del sistema electoral canario pueden suponer pasos importantes en la profundización de la democracia. Y cómo no, el compromiso de estudiar la situación laboral en el sector turístico, de forma especial las demandas de las camareras de piso, que hemos respaldado desde el primer momento como Nueva Canaria y desde el Gobierno municipal de Santa Lucía. He asistido a una de las primeras asambleas de camareras de piso de Gran Canaria, celebrada en nuestras oficinas municipales, he conocido y entendido su situación y hemos apoyado en todo momento sus reivindicaciones.

He aprendido en estos 10 años de trabajo en el ayuntamiento que la política es una herramienta para cambiar la realidad, siempre al servicio de lo público, y me asombran las críticas simplistas que pretenden convertir en cómplices de las fechorías del PP a quienes nos hemos limitado a respaldar unos presupuestos que objetivamente incrementan la inversión destinada a Canarias de forma considerable. Creo que otro mundo es posible, se trata de conseguirlo con las herramientas que tenemos en el momento adecuado y con los instrumentos adecuados. Y eso hemos hecho desde Nueva Canarias, hemos pensado en los intereses de Santa Lucía y también de nuestra tierra. Hemos cumplido nuestro compromiso de defender los intereses generales, y eso lo hemos hecho unos representantes públicos que ni pusimos a Rajoy en La Moncloa, ni tenemos fuerza para sacarlo del Gobierno.

Blog de Dunia