Soria, clave en el PP para favorecer a los grandes capitales

Manuel-Soria-Repsol-ACFI-PRESS_EDIIMA20130225_0786_4Los papeles de Panamá han mostrado, una vez más, la íntima relación entre la evasión fiscal y el modelo neoliberal de las políticas de derecha. Esta vez con nombres y apellidos «ilustres» de por medio, dejando patente hasta qué punto esta práctica ha penetrado la lógica cotidiana de la clase político-empresarial que nos gobierna. Ante esta realidad, las grandes mayorías sociales ven como los recursos necesarios para la satisfacción de las necesidades colectivas son hurtados, en beneficio de una minoría que elude fácilmente sus obligaciones impositivas.

Lo cierto es que, más allá de la necesaria valoración personal y ética del comportamiento de Soria, su trayectoria en el gobierno del PP ha ejemplificado una realidad que trasciende lo estrictamente individual. Soria ha sido una persona clave en las decisiones que han favorecido a los grandes capitales españoles.

Se ha destacado por promocionar los intereses de las empresas transnacionales y a defenderlos incondicionalmente ante los obstáculos de mayor o menor envergadura que han enfrentado en estos últimos años. Hay varios ejemplos muy ilustrativos en este sentido.

  • Argentina, Repsol-YPF y los “intereses españoles”: con una identificación tramposa entre los intereses del conjunto de la sociedad y aquellos que atañen a una gran empresa transnacional como Repsol, el ministro Soria asumió como causa propia la defensa de los intereses de la multinacional cuyo accionariado ni siquiera era ya por aquel entonces mayoritariamente español.
  • Hidrocarburos en Canarias: El ministro Soria calificó el posible hallazgo de yacimientos de petróleo como «la mejor noticia» que Canarias pudiera recibir en el año. Y concedió los permisos para efectuar prospecciones petrolíferas en la zona, pese a contar con el rechazo del gobierno autonómico canario, de los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote, así como de la mayoría social canaria, que temía los posibles impactos socioambientales de este aterrizaje de las transnacionales petroleras en las islas.
  • El “impuesto al sol” o la cruzada de Soria contra el autoconsumo energético. La vinculación del ministro de Industria con la defensa de los intereses del sector transnacional energético que opera en España quedó claramente en evidencia, con motivo de la aprobación en octubre de 2015, por Real Decreto, de un “peaje de respaldo” al autoconsumo energético: grabar impositivamente la instalación y utilización de placas solares por parte de particulares, mediante las cuales se autoabastecerían de energía al margen de las redes de suministro preexistentes, hegemonizadas por un conglomerado de empresas transnacionales que controlan el mercado en términos oligopólicos, fundamentalmente Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa.

Una trayectoria al servicio del poder corporativo

A nadie le puede extrañar que un ministro de Industria que mantiene tal nivel de coherencia en la defensa del interés de las empresas transnacionales, desarrolle a su vez, las mismas prácticas que éstas llevan a cabo: promocionan su apoyo a la economía española y, a la vez, domicilian sus sociedades y sitúan sus fortunas en paraísos fiscales como Bahamas o la Isla de Jersey, para no pagar impuestos.

Se trata de una misma lógica que atraviesa la esencia misma del modelo imperante, y que contamina desde la actividad individual hasta la acción de gobierno al más alto nivel. El poder corporativo penetra en todas y cada una de las facetas de la vida, y José Manuel Soria no es otra cosa que un ejemplo más. Sólo que, en este caso, ha quedado públicamente en evidencia.

 

Más información: Soria, en el laberinto del poder corporativo. OMAL. http://www.lamarea.com