Una apuesta pública por la identidad canaria. Dunia González

Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía

Dunia González, alcaldesa de Santa Lucía

La defensa del patrimonio cultural es uno de los ejes de nuestro proyecto político en Santa Lucía. Por eso apostamos por crear una Concejalía de Identidad , y somos uno de los pocos ayuntamientos que la tiene. El pasado mes de septiembre presentamos la Escuela de Juegos Tradicionales Canarios, donde se puede aprender el Juego del Palo, la Bola Canaria o el Salto del Pastor, entre otras tradiciones del país. Hace más de 20 años fuimos pioneros al promover la enseñanza de la lucha canaria en nuestros centros escolares. Tenemos una amplia red de museos y centros de interpretación que solo el año pasado recibieron la visita de más de 26.000 personas. El Museo de la Zafra (donde contamos cómo era la vida en la aparcería), el Centro de Interpretación de la Fortaleza de Ansite, el Museo del Gofio, Las Salinas y el Centro de Interpretación del Pastoreo reciben cada año la visita de miles de turistas, estudiantes, colectivos culturales y deportivos y personas interesadas en nuestra identidad. Nuestros escolares (tanto los del municipio como del resto de la isla) tienen la oportunidad de conocer nuestra historia y el legado cultural de nuestros antepasados.

Hace unos días anunciamos el acuerdo al que hemos llegado las administraciones públicas canarias con la Fundación Vicente Sánchez Araña. Un acuerdo que nos va a permitir enriquecer nuestra oferta museística. Hace ya cinco años desde el Ayuntamiento comenzamos a reunirnos con la familia Sánchez Araña para estudiar la posibilidad de custodiar desde la administración municipal todos los fondos arqueológicos de la fundación. Se trata de un importante legado cultural de más de 600 registros de diferentes procedencias y usos. Según recoge la memoria explicativa encargada por nuestro ayuntamiento a la empresa de arqueología y patrimonio Tibicena, estamos hablando de utensilios que empleaban los antiguos canarios en las tareas diarias en la casa, de herramientas para el trabajo en la agricultura y la ganadería, de restos óseos humanos y de fauna, piedras, cerámica o maderas con dibujos y símbolos vinculados a la cultura amazigh.

Nos espera por delante un intenso trabajo en el que el personal técnico se ocupará de análisis, catalogación, restauración, protección y custodia de este amplio legado cultural. Se respetará el deseo de la familia de que las colecciones rescatadas durante décadas se queden en el casco de Santa Lucía. El objetivo es construir un museo en el casco de Santa Lucía donde se pueda custodiar y exhibir todo este legado cultural. El Ayuntamiento aportará 900.000 euros a este proyecto en el que también colaborarán el Gobierno canario y el Cabildo de Gran Canaria.

Creemos que es compatible tener una ciudad moderna de 70.000 habitantes, referencia en el sector comercial y con un gran atractivo turístico, con la defensa de nuestra identidad. Con la construcción del nuevo museo en Santa Lucía damos un nuevo paso en la promoción de nuestro patrimonio cultural indígena. Como escribió Manuel Alemán: “La realidad indígena debe incorporarse a la cultura de la sociedad canaria, como un dato de nuestra identidad, no como el absoluto de nuestro ser. No se trata de provocar una regresión al pasado. Se intenta su integración”. Con los pasos que estamos dando estoy convencida de que vamos por buen camino en la construcción de una ciudad sostenible, multicultural y con identidad propia.