La pobreza y la exclusión se agravan para los más vulnerables, según el Informe sobre Vulnerabilidad Social de Cruz Roja

Cruz Roja ha presentado su Boletín anual sobre Vulnerabilidad Social, un documento que revela lo lejos que la recuperación económica está de llegar a la población que la ONG atiende a través de sus programas sociales. Según datos de la entidad, en 2014 se agravó la situación de 1.181.000 personas, agudizándose así la pobreza severa, la exclusión social y el paro. La crisis se lucra especialmente de quienes ya son los más vulnerables: las parejas con hijos y las personas mayores.

Informe Vulnerabilidad CR

Según ha explicado el portavoz de Cruz Roja Española, Toni Bruel, la vulnerabilidad social creció en 2014. Así, el volumen de atendidos por Cruz Roja que no perciben ningún ingreso alcanzó el 17%; la tasa de paro se situó en un 67,3%, 2,3 puntos más que en 2013 y la de trabajadores pobres, que eran el 81,8%, escaló al 82%. El 43,6% de todas estas personas no llega a fin de mes. Sin embargo, la pobreza afecta a otros ámbitos además del económico. Así, en Cruz Roja constan más de 488.900 personas que no pueden permitirse encender la calefacción y cerca de 300.000 que no pueden comer alimentos con proteínas tres veces por semana, 881.026 que no podrían hacer frente a un imprevisto de 600 euros y 206.675 que no van a poder afrontar con tranquilidad los próximos pagos pendientes.

La organización aún no tiene datos consolidados sobre 2015 pero Bruel asegura que la situación no ha variado mucho. Según datos preliminares que menciona el portavoz de Cruz Roja, el volumen de personas atendidas ha subido apenas un 2% y lo que se ha producido es una «mayor intensidad en la atención», es decir, son más o menos las mismas personas pero cada vez tienen más necesidades.

La crisis se ceba con los más vulnerables

«Es en las parejas con dos hijos en quien más se está cebando este empeoramiento», afirma Bruel. Y es que casi la mitad de los atendidos en estos programas pertenecen a hogares donde hay menores de 16 años y, en total, el 92% de los niños que trata Cruz Roja en España viven por debajo del umbral de la pobreza, cuando la tasa nacional es del 30,1%. El 8% de ellos son menores de tres años.

El informe sobre vulnerabilidad social de Cruz Roja detalla que el 36,8 por ciento de los hogares atendidos en la institución viven en situación de privación material severa y de ellos, el 22,3 por ciento son de parejas con uno o más hijos, un 12 por ciento más que en 2013; y el 9,8% son monoparentales (7% más) también con niños a su cargo.

Si ponemos el foco en la pobreza relativa (rentas inferiores a 663,4 euros mensuales) el grupo más amplio de afectados también es el de las familias: el 23,4% de los hogares con dos adultos y uno o más niños, y el 7,6% de los monoparentales con hijos menores que atiende Cruz Roja están en esta situación.

Cruz Roja también destaca el empeoramiento de condiciones entre las personas mayores, un colectivo en el que la privación material severa se ha triplicado desde 2012 y ha alcanzado un 15% en 2014. Son las mujeres las que más afectadas se han visto, pasando del 4% al 11,1%.

Ingresos por debajo de la pobreza

La media de ingresos de las personas atendidas en programas sociales de Cruz Roja en 2014 era de 555,3 euros al mes, 98 euros por debajo de la línea que define la pobreza en España. El 17%, más de 200.000 personas, no perciben ningún ingreso y la mitad de ellos acuden a la familia y a los servicios municipales, de Cáritas o de Cruz Roja para poder costear sus gastos cotidianos. Otro 7% gana algo por debajo de 300 euros al mes y un 26% está en un tramo entre 300 y 530 euros.

Cruz Roja señala como causantes de esta situación el empeoramiento del empleo en el colectivo. El 67,3% de los atendidos en edad activa están en paro (3 puntos más que en 2013) y de ellos, seis de cada diez desde hace dos o más años (un 14% más que en 2013). El 73,3% de estas personas tienen entre 25 y 49 años de edad y el 62% no recibe ninguna renta, ayuda o subsidio. Más de un tercio de los hogares tiene a todos sus activos en paro (6% más), el 67,5% de los formados por un adulto y niños pequeños.

Entre los beneficiarios de Cruz Roja tan solo un 14,8 por ciento tiene trabajo pero el 82 por ciento están por debajo del umbral de la pobreza. Además, el 8% reconoce sobrevivir gracias a la economía sumergida, que les reporta de media 153 euros mensuales.

Artículo tomado de BEZ Captura de pantalla 2016-02-11 a las 12.18.52