«Por una alternativa progresista para Canarias»

Este último sábado de noviembre Nueva Canarias (NC) reunirá unos 300 dirigentes orgánicos e institucionales en una convención nacional. El presidente de NC, Román Rodríguez, afirma que la cita servirá para evaluar la situación política y social de Canarias, así como el papel del nacionalismo progresista en las islas.

Unos 300 representantes nacionalistas de izquierdas de todas las islas analizarán la situación política canaria, sin olvidar evaluar el fracaso de las fuerzas del cambio para formar un gobierno alternativo en el Estado, ni las consecuencias que se producirán en la UE con la salida del Reino Unido, ni el avance de la extrema derecha en el panorama internacional.

Nueva Canarias, según su presidente, parte de los logros cosechados, a pesar de la crisis política, a nivel de los ayuntamientos, los cabildos, el Parlamento y en las Cortes Generales, así como de “nuestra presencia en la calle del lado de la gente en la defensa” de los derechos laborales, en las grandes movilizaciones contra las extracciones petroleras y ahora en la plataforma contra el proyecto de ley del suelo.

Esta Convención supondrá el punto de partida hacia el IV Congreso Nacional –a celebrar en mayo– donde NC se plantea como perspectiva “avanzar” en la construcción de una mayoría progresista en Canarias, como la formada tras los comicios de 2015 en el Cabildo y en Las Palmas de Gran Canaria “claramente diferenciada” del Gobierno insularista y de derechas de Fernando Clavijo. Una mayoría que permita defender, desde la izquierda, a la mayoría de los ciudadanos afectados por el deterioro de los servicios públicos, el desempleo y en contra de las políticas de la austeridad de la derecha.